> Rebelde amanecer - Revista Maíz
Dirección Diagonal 113 y 63, Nº 291. La Plata, Pcia. de Bs. As.

Teléfonos 0221- 4223770 / 4250133 (interno 161)

Correo maiz@perio.unlp.edu.ar

ISSN: 2314-1131


Rebelde amanecer

| revistamaíz.com.ar
CINE Y JUSTICIA (Por Lisandro Gambarotta) / El documental Awka Liwen tiene a Osvaldo Bayer como guionista y narrador riguroso de los hechos relacionados con el exterminio de nuestros pueblos originarios y el saqueo de sus tierras. Cuando aún era un proyecto cinematográfico, los nietos de Martínez de Hoz buscaron censurarlo realizando una presentación judicial en la que afirmaban que contenía “hechos falsos” y “dañaba la imagen de la familia”. Pero las juezas intervinientes fallaron a favor...
CINE Y JUSTICIA / El documental Awka Liwen tiene a Osvaldo Bayer como guionista y narrador riguroso de los hechos relacionados con el exterminio de nuestros pueblos originarios y el saqueo de sus tierras. Cuando aún era un proyecto cinematográfico, los nietos de Martínez de Hoz buscaron censurarlo realizando una presentación judicial en la que afirmaban que contenía “hechos falsos” y “dañaba la imagen de la familia”. Pero las juezas intervinientes fallaron a favor de la libertad de investigación histórica. El largometraje revela cómo, luego del fin de las acciones represivas, la familia del exministro de la dictadura cívico-militar fue una de las más beneficiadas en el reparto de las tierras. Estrenado en 2010, es una muestra más de la inclaudicable lucha de Bayer por la verdad.

Por Lisandro Gambarotta
Periodista especializado en la crítica cinematográfica desde hace más de quince años. Actualmente es productor y conductor del programa “Club Lumière”, que se emite por la FM de Radio Provincia, 97.1. Obtuvo tres veces el premio Martín Fierro Federal en el rubro cultural/educativo, y en 2016 el Martín Fierro Federal de Oro.

Osvaldo Bayer continúa en su infatigable lucha por dar a conocer la verdad de quienes fueron ocultados y silenciados por la historia oficial. En esta ocasión vuelve a elegir el cine como herramienta de trabajo, nuevamente en el rol de guionista y sumando el papel de narrador principal, ya que participa del documental Awka Liwen, donde a través de material de archivo y entrevistas se desarrollan, con rigurosidad académica, los hechos claves de la eliminación de las poblaciones originarias y el saqueo de sus tierras. Los directores del filme son Mariano Aiello y Kristina Hille.

Con su tono de voz tan reconocible, Bayer inicia el documental planteando una breve y contundente síntesis: “En el año 1813, en la ciudad de Buenos Aires, la asamblea de patriotas declaró la libertad de vientres, es decir, la libertad de los esclavos, pero desgraciadamente no tuvo apoyo unánime. En el año 1826, Rivadavia exterminó a los ranqueles con el accionar del coronel Rauch. En 1833, Rosas tuvo su Campaña del Desierto. Y el general Roca encabezó en el año 1878 la más recordada Campaña del Desierto, exterminando a los pueblos originarios y robando las tierras que ellos poblaban. Los indios sobrevivientes fueron esclavizados. Los hombres fueron enviados a la zafra en Tucumán o a construir fortificaciones en la isla Martín García, las mujeres como sirvientas, y los niños, separados de sus madres, fueron mandaderos”.

Las cifras de los muertos no son exactas, pero sí la intencionalidad de los actos, perpetrados con el objetivo de destruir a estos pueblos como tales, por lo que los historiadores coinciden en denominarlo el primer genocidio argentino. Finalizadas las acciones represivas, comenzaron a repartirse las tierras vilmente conseguidas, casi 30 millones de hectáreas, creando escrituras que supuestamente justificaban la posesión de amplios territorios para un reducido grupo de aristocráticas familias, entre las que resultó especialmente beneficiada la del exministro de Economía de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz, con alrededor de 2.500.000 hectáreas.

Sorprende en la construcción narrativa del filme la relación que establece entre la etapa fundacional de nuestro país, en los inicios del siglo XIX, y la década del setenta del siglo XX, comparando la represión sucedida en ambos momentos. Rápidamente Bayer aclara la situación: Mitre denominó “Proceso de Organización Nacional” al período de unificación del territorio posterior a la represión sobre los pueblos originarios. Con una metodología similar, pero más avanzada tecnológicamente, el período encabezado por los genocidas Videla, Massera y Agosti fue denominado por ellos mismos “Proceso de Reorganización Nacional”, en un definido homenaje a sus antecesores.

También forman parte del documental entrevistas que respaldan y potencian la amplia diversidad narrativa. Entre los entrevistados están el historiador Norberto Galasso, el economista y periodista Maximiliano Montenegro y la antropóloga especialista en genocidio y políticas indígenas Diana Lenton.

Perdió la censura

En la época en que Awka Liwen aún era un proyecto cinematográfico, se difundió su contenido con el objetivo de recaudar los fondos necesarios para su realización. Entonces, los nietos de José Alfredo Martínez de Hoz hicieron una presentación judicial en la que reclamaban una indemnización por considerar que el documental contenía “hechos falsos” y “dañaba la imagen de la familia”. Luego de cinco años, la Cámara Nacional Civil, a través de la intervención de las juezas María Isabel Benavente, Mabel Alicia de los Santos y Elisa Díaz de Vivar, falló a favor de Bayer y su equipo.

Las magistradas citaron en su fallo jurisprudencia de Raúl Zaffaroni, donde se sostiene que “la mera invocación de honor de la familia, en casos de parentesco más lejano que el de primer grado o hermanos, no puede ser suficiente para acreditar el daño moral del deudo, porque de lo contrario nos hallaríamos frente a un verdadero desplazamiento de los ámbitos naturales de discusión: el revisionismo histórico pasaría a ser materia judiciable, con la consiguiente limitación a la libertad de investigación histórica”.

En 2010 el largometraje fue estrenado en algunas salas cinematográficas del país, logrando ser declarado de interés cultural por varias provincias y ciudades. También fue incorporado como material de estudio en programas educativos nacionales. Además, participó de diversos festivales de cine en el mundo y ganó premios. Actualmente se puede acceder a él a través del sitio www.awka-liwen.org.

Awka Liwen es un término mapuche que significa rebelde amanecer, una estrategia interesante para plantearse la lucha que continúa.

Artículo Leer en pantalla / Descargar

 

| revistamaiz.com.ar |
Maiz es una publicación de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata. ISSN 2314-1131.


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.